DENUNCIA ANIMAL

13.10.06

Dos caras del maltrato: la misma moneda


RICHIE (mestizo) y SPARROW (x bretón) son las dos cara de una misma moneda: el maltrato. Ambos están en ANAA esperando una familia responsable, ¿será la tuya? ¿o de la alguien que conoces?

SPARROW tiene 6 años y no sólo es que nunca haya conocido el calor de una familia, sino que nunca ha conocido el calor humano, puesto que no ha recibido más que desprecios y patadas durante los 5 años que vivido abandonado.

La suya es una historia muy triste. "Le han intentado ahorcar una vez, comía las sobras que el carnicero del pueblo le daba. Algunos vecinos estaban molestos con su presencia e incluso el alguacil del pueblo le atropelló una vez pero el pobre Sparrow sobrevivió. No sabemos qué le ha pasado porque además le falta el ojo izquierdo. Ya basta de sufrir!", explican en ANAA, donde le han acogido.


RICHIE tiene 10 años y "fue recogido en Galicia donde un desalmado le pegaba, venía con una cuerda al cuello. Es viejito, casi ciego y algo sordo, pero, en cuanto reconoce un rato el terreno, se orienta bastante bien y localiza todo sin ayuda. Le encanta explorar sitios nuevos. Es muy alegre y simpático y siempre está moviendo el rabito, sobre todo cuando le acaricias y le haces mimos. También es sociable y juguetón con perros", dicen en quienes le conocen.

Los malos tratos a animales siguen existiento y mientras que no consigamos una Ley Nacional de Protección de los Animales en España, la situación seguirá igual. ¿Has firmado ya para pedir esta ley tan necesaria? Firma!! Ya van casi 225.000 pero necesitamos 500.000, adelante!! Y si conoces algún caso, denúncialo!!!

23.8.06

ANAA y GATA desalojan a 14 gatos y
6 perros que sobrevivieron solos un mes tras el fallecimiento de su dueña



Madrid, 21 de agosto de 2006.- La Asociación Nacional Amigos de los Animales (ANAA) y la Asociación GATA rescataron, el sábado 19 de agosto, a 20 de los 25 animales con los que convivía una mujer de unos 50 años que falleció a principios de julio y que podría haber desarrollado el Síndrome de Diógenes, dado el elevado número de perros, gatos y objetos que atesoraba en su casa de Pozuelo del Rey (Madrid).

Los animales han sobrevivido en la casa durante mes y medio, gracias a los cuidados y la alimentación que les suministraba la empleada de hogar, dos veces al día. Antes de la intervención de las protectoras, una amiga de la dueña recogió a dos gatos y una de sus hijas, a tres perros.

Los otros 20 animales no podían permanecer en la vivienda porque el propietario pretende arrendarla en septiembre a un nuevo inquilino. A pesar de los cuidados de la dueña, todos presentan síntomas de abandono y de una alimentación inadecuada. El sobrepeso y las uñas excesivamente largas evidencian que deben de haber vivido encerrados. Luna, una de las perras (en la imagen inferior), fue desalojada el 4 de agosto porque, al pesar 51 kg (según su raza debía pesar unos 25), había desarrollado una artrosis de cadera que le impedía moverse.


Ya se han diagnosticado un caso de Leishmania, un supuesto tumor testicular, una disfunción ocular y sarna en los oídos, por lo que algunos precisarán de cirugía y, la gran mayoría, de tratamiento veterinario. Excepto un perro de 6 años y una pareja joven de gatos, todos los animales, de entre 9 y 12 años, son de edad muy avanzada. Durante el desalojo, sobre todo los gatos, mostraron síntomas de pánico, que se fueron atenuando en los días siguientes.

La asociación GATA ha acogido a cuatro felinos y ANAA a 10 gatos y 6 perros, que están siendo sometidos a un exhaustivo análisis veterinario. Tras el periodo de cuarentena rutinaria, todos pasarán al Centro de Adopción, donde esperarán que otra familia les dé la segunda oportunidad que merecen.

“Una vez más, el mal entendimiento de una buena obra se ha convertido en un infierno para los animales”, denuncia la presidenta de ANAA, Pilar del Cañizo. El de Pozuelo del Rey es el quinto caso en el que la Asociación participa en 15 meses. El 10 de mayo de 2005 se requisaron 158 perros en Eurovillas y Valdemingómez; el 1 de noviembre se desalojaron 140 de una finca de El Portillo (Toledo); el 5 de enero de 2006 se rescataron 51 gatos en Brihuega (Guadalajara); y el 10 de abril ANAA se hizo cargo de otros 10 perros que vivían entre basuras y chatarra, poco después de que también falleciera su dueño, en Fuente el Saz (Madrid).

En todos los casos, los animales fueron hallados en lamentables condiciones y algunos de ellos no sobrevivieron a pesar de los intensivos cuidados veterinarios. El hoarding o atesoramiento de animales está asociado al Síndrome de Diógenes, un desorden mental obsesivo compulsivo que provoca la acumulación desordenada y compulsiva de animales u objetos inanimados, comúnmente basura, muchas veces como válvula de escape a la depresión, el estrés o a una situación personal complicada. El perfil de quien lo padece suele ser el de una persona de edad avanzada, que vive sola y en situación de exclusión social, aunque también se han dado otros casos.

Fuente: ANAA